domingo, 5 de febrero de 2012

MERMELADA DE NARANJA AMARGA



FOTO: Ozemigué

Si hace un tiempo me asaltó una fiebre croquetera, antes fue la de las mermeladas. Un día hace tres años, no recuerdo el motivo, se me ocurrió que puesto que vivía en Sevilla con las calles llenas de naranjos, podría recolectar unas naranjitas del árbol e intentar transformarlas en mermelada.

Las naranjas que hay en los árboles de las calles de Sevilla (esto lo digo por si alguien piensa que coger cosas de la calle es una marranada) las recolecta el ayuntamiento y las vende (o, al menos, las vendía) a empresas del Reino Unido para hacer, precisamente, mermelada.