domingo, 18 de marzo de 2012

BIZCOCHO TATIN DE MANZANA Y YOGUR

FOTO: Ozemigué

Mmmm... qué rico un trocito de bizcocho para desayunar. A mí me gusta concederme este pequeño lujo de la vida los fines de semana (bueno, no todos tampoco, que hay que guardar la línea...). De vez en cuando hago un bizcochito y como somos dos en casa dura una semana fácilmente. Así que, tras mi tostadita con aceite me doy el gustazo de comerme un trozo de bizcocho con su manzana.

El bizcocho (o mejor dicho, la masa del bizcocho) es totalmente convencional, es un bizcocho de yogur, con huevo, azúcar... en fin, como todos los bizcochos. Pero hornearlo al modo de la tarta tatin le da un toque especial, con su manzana caramelizada (que tendrá dos mil millones de calorías, pero que está de muerte). La tarta tatin es un caso de despiste culinario que sale bien, pues al intentar hacer su especialidad, la tarta de manzana, Stephanie Tatin puso las manzanas bajo la masa y sirvió la tarta caliente. Lejos de salirle el tiro por la culata, los clientes del hotel quedaron encantados.

Así que esa es la idea del bizcocho, hornearlo del revés. Yo empleo un molde de paredes bajas, rectangular. Es una fuente de cristal para hornear que forro con papel de horno para que no se pegue. El resultado es excelente aunque hay que "currarse" el proceso de forrado y, ojo, desmoldear el bizcocho en caliente porque, de otro modo, se quedaría todo pegado al solidificar el caramelo.

¡Manos a la masa!

INGREDIENTES

Para la manzana caramelizada:
  • 4 manzanas reineta
  • 200 gr. de azúcar
  • 100 gr. de mantequilla

Para la masa del bizcocho:

  • 3 huevos
  • 200 gr. de harina
  • 180 gr. de azúcar
  • 1/2 sobre de levadura química
  • 1 yogur natural
  • 1 vasito de yogur de aceite de girasol
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón
  • 1 puntita de azúcar vainillado
  • Canela molida al gusto

PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 180ºC. Si tenemos un molde de cristal o sin superficie antiadherente o un molde sobre el que no vamos a confitar la manzana (ver Confitar la manzana), entonces recomiendo encarecidamente forrar el mismo con papel de horno.

Confitar la manzana:
La tarta tatin se suele hacer en unos moldes redondos que permiten ponerlos al fuego. Si tenemos un buen molde (que no es mi caso), todo el proceso se realiza directamente sobre el molde, lo cual nos permitirá dar un acabado más estético al bizcocho. 

Lavamos, pelamos y cortamos las manzanas en gajos, de un centímetro de espesor. Sobre el molde o un cazo de dimensiones apropiadas, derretimos la mantequilla. Agregamos el azúcar con la mantequilla derretida y removemos hasta su disolución. Colocamos los gajos de manzana de forma ordenada y confitamos a fuego lento durante 20 minutos más o menos. El ácido de la manzana nos servirá para que el caramelo no se convierta en una piedra (si confitáramos otra fruta con menor contenido en ácido, siempre podemos poner unas gotas de zumo de limón). Una vez confitadas, las colocamos sobre el molde con cuidado de no quemarnos con el caramelo (es bastante peligroso debido a su viscosidad).

Masa del bizcocho:
En un bol, batimos los huevos y el azúcar con ayuda de unas varillas. A continuación, ponemos el yogur y batimos hasta su incorporación en la masa. Agregamos el aceite poco a poco, sin dejar de batir. Ponemos la levadura, el azúcar vanillado, la canela y la ralladura de limón. Finalmente, agregamos la harina tamizada y removemos.

Vertemos la masa sobre las manzanas e introducimos en el horno a media altura. Horneamos durante unos 35 minutos, más o menos. Para comprobar si está cocida la masa, pinchamos con un cuchillo y debe salir seco. Una vez listo, sacamos del horno y desmoldeamos en caliente.

DIFICULTAD

Para que suba el bizcocho, debemos dejar cerrada la puerta del horno durante todo el proceso. Sólo la abriremos al final para ver si el bizcocho está cocido.

Si vemos que el bizcocho se está quemando pero aún falta tiempo de horneado, lo cubrimos con papel de aluminio.

OZEMIGUÉ

No hay comentarios:

Publicar un comentario