domingo, 22 de enero de 2012

ARROZ CON LECHE


FOTO: Ozemigué

Bueno, hoy había ganas de hacer algún que otro postre y me he liado desde bien temprano. Es mi primer arroz con leche (dado que no me gusta nada -éste ha sido petición popular-) así que espero que el resultado sea bueno.

Aunque es un postre muy tradicional, muy típico de Semana Santa (mi abuela siempre preparaba natillas y arroz con leche) y he visto a mi abuela prepararlo muchas veces, no tenía ninguna receta familiar. ¿Qué he hecho? Tirar de bibliografía de consulta. He aprovechado para la ocasión que mi compañero de trabajo (asturiano él) me ha regalado un libro muy "old school", El Arte de Cocinar (Parte 1), que es el típico libro de cocina que no faltaba en los hogares españoles hace mucho tiempo. Conserva, tras 30 ediciones, las ilustraciones típicas de los años setenta y las fotografías con aire añejo, de esas que ahora se llamarían "vintage". Es un libro con más de mil recetas y que podría servir de buen punto de partida para personas neófitas en la cocina.

Así pues, he tomado la receta y, como de costumbre, lo que no me gusta lo elimino/cambio/modifico... En cuanto a los ingredientes, poco voy a decir que no se sepa: Cuanto más calidad tengan, mejor será el resultado final (yo he empleado una leche de ganadería ecológica que es excelente). Así pues...

INGREDIENTES (Para unos 4 cuencos como el de la foto)
  • Una taza de arroz
  • 1.250 ml. de leche
  • 8 ó 9 cucharadas soperas de azúcar blanca (en función de lo dulce que se quiera)
  • Una rama de canela
  • La cáscara de un limón
  • Canela molida (para decorar)
PREPARACIÓN

Ponemos el arroz en una cacerola pequeña. Añadimos agua fría hasta justo cubrirlo. Llevamos a ebullición a fuego medio y dejamos que consuma un poco de agua. Escurrimos. Calentamos la leche en un cazo y mantenemos a temperatura próxima a la de ebullición sin dejar que hierva. En otra cacerola, ponemos la mitad de la leche, el azúcar, la canela, la ralladura de limón y el arroz y cocemos a fuego lento, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. A medida que consume líquido, vamos agregando la leche y removiendo. Una vez que hayamos agregado toda la leche, continuaremos removiendo hasta que el líquido quede cremoso.



DIFICULTAD 

Hay que tener en cuenta que, en el reposo, el arroz sigue absorbiendo líquido por lo que el grano se nos puede pasar de cocción y el postre quedar demasiado espeso.

OZEMIGUÉ

No hay comentarios:

Publicar un comentario