lunes, 28 de marzo de 2011

PUESTA EN MARCHA

Este es el punto de partida de mi andadura como blogger. Empezar un nuevo proyecto siempre es gratificante aunque te plantea alguna que otra incertidumbre. No tengo más pretensiones que compartir con quién quiera entrar aquellas recetas que he aprendido o que se me han ocurrido. Me gustaría que se convirtiera en una dedicación más.

¿Por qué "Ozemigué"? Pues es como me tiene mi amigo Javi almacenado en su agenda y siempre me ha hecho mucha gracia: Se convertirá en mi nombre de guerra, jeje. Ozemigué's Cook es la cocina de Ozemigué, entendiendo por "cocina" el "arte" culinario no la estancia donde se cocina (que ya sé que eso es "kitchen").

Me gusta comer. Me gusta mucho. Así que cuando me vi abocado a tener que cocinar por mera supervivencia, siendo estudiante, no iba a dejar que mis menús fueran los de cualquier estudiante típico, a saber: Aberrantes arroces a la cubana, ponzoñosas fritangas de precocinados congelados o "maravillosas" pizzas de llama-que-te-la-llevo-con-2x1... ¡Aaagggh! No pensaba jamás en renunciar en comer como he comido siempre. Así que empecé a preguntar a mi abuela y a mi madre como se hacían las comidas que toda la vida había comido en casa. Utilicé a mi amigo Ramón como conejillo de indias y cada vez que se me ocurría alguna trastada con las cacerolas, él lo padecía. Posteriormente, tras cambiar de piso y de compañeros, me convertí en el cocinero oficial del piso (cosa que me valía para escaquearme de fregar) cuando viví con los dos asturianos, Johnny y Tomás.

Ahora que vivo con mi pareja, cocino menos de lo que me gustaría consecuencia de tener un comedero, ejem, perdón, comedor en el trabajo pero intento innovar y mejorar, hasta el punto que se ha convertido en la afición a la que dedico más tiempo, entre otras cosas porque es la que más satisfacciones me produce. La fotografía del blog correrá a cargo de ella, así que ambos intentaremos involucrarnos y aprender con este experimento.

Mi idea es contar las cosas de forma amena y clara, pero no prometo nada, porque me conozco, me voy por las ramas y termino aburriendo a las ovejas. Para puntuar la dificultad, voy a utilizar unos gorritos de cocina como éste: .Un gorrito será "Muy fácil" y cinco gorritos será "Muy difícil". Vamos, que no voy a poner cinco gorritos casi en ningún momento, porque no suelo hacer cosas muy difíciles. Los consejos o trucos los marcaré con una cuchara de palo

Bueno, no me enrollo más. Sirva esta entrada como primera piedra de algo menos del riñón.

La próxima entrada será una receta.

OZEMIGUÉ

No hay comentarios:

Publicar un comentario